Primer trimestre 2012

Resolución 1024 X 768 / 32 bit

 

MENSAJE A LAS FAMILIAS

¡Aceptemos la invitación que el Señor nos hace!

Por ANA MARÍA BALDRICH y RUBÉN GRAVIÉ
Presidentes del MFC

Comienza un nuevo año y con él miramos lo vivido en el que pasó, damos gracias a Dios por lo que nos permitió vivir, especialmente por la visita de la bendita imagen de la Virgen de la Caridad a todos los rincones del país. Extraemos enseñanzas y experiencias de fracasos y éxitos que todos, de alguna manera, llevamos en la mochila que cargamos por nuestro peregrinar; y, después de la feliz pausa que para el cristiano significan las fiestas navideñas, plenas de íntimas vivencias y recuerdos familiares, emprendemos la marcha, optimistas, llenos de confianza, alegría y esperanza bajo el amparo de nuestra madre, Maria de la Caridad del Cobre, en este 2012, año Jubilar, en el que conmemoramos los 400 años del hallazgo de su bendita imagen en la bahía de Nipe; año de Gracia, durante el cual muchos cristianos obtendremos, por la inmensa misericordia de Dios y nuestro sincero arrepentimiento, las indulgencias que borrarán las secuelas derivadas de nuestras ofensas a Dios; y por ende, a nuestros hermanos.

El próximo 22 de Febrero, con el miércoles de Ceniza, iniciamos la Cuaresma, “tiempo fuerte” del año litúrgico, que nos convoca a la conversión de nuestra vida y a realizar dignas obras de penitencia. En Cuaresma, Dios nos invita, a cada uno de nosotros, a dar un cambio de vida a nuestra existencia, pensando y viviendo según el Evangelio, corrigendo algunas cosas en nuestro modo de orar, de actuar, de trabajar y en las relaciones con los demás. En su amor y misericordia, el Señor nos da un tiempo para iniciar ese cambio interior y exterior de vida, que nos permita ir erradicando nuestras debilidades, tratando de corresponder al amor que Dios gratuitamente nos brinda. ¡No desperdiciemos esta nueva oportunidad de aceptar la invitación que el Señor nos hace!

Este primer trimestre del 2012 se presenta llenos de momentos de alta significación, tanto para el Movimiento Familiar Cristiano, como para la Pastoral Familiar a quien sirve.

El ya próximo 23 de febrero el Movimiento Familiar Cristiano cumplirá 21 años de su fundación en nuestra Arquidiócesis habanera; y, para nosotros sus integrantes, significa la renovación de los compromisos que contrajimos el día de nuestro ingreso al mismo: formación seria y sistemática para evangelizar y a la vez ser evangelizados; testimonio de vida cristiana sustentado por el continuo diálogo con Dios y la lectura asidua de Su Palabra así como el conocimiento del Magisterio de la Iglesia, que como Madre y Maestra, nos enseña a interpretar la realidad y la Biblia a la luz de la fe; el compromiso de servicio a los demás, en particular, a otras familias; que consiste, fundamentalmente, en la voluntad para compartir los dones materiales y espirituales que hemos recibido de Dios, la participación activa en los grupos de Base de la comunidad eclesial, con los que a través del diálogo vamos tejiendo una red de fraternidad y afecto, lo que nos convierte en una familia de familias, donde nos formamos e intercambiamos experiencias, situaciones y dificultades.

Rogamos a Dios por el fortalecimiento de este movimiento laical para que todos los miembros sean un testimonio vivo y alegre de la Buena Noticia que anunciamos, así como por la incorporación de nuevos miembros, especialmente, en lo que a parejas jóvenes se refiere.

También, en el próximo mes de marzo, el Movimiento Pro Vida celebrará otro aniversario. Con más de 15 años en el trabajo por la defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, y con el cual mantenemos una estrecha colaboración, en especial por los temas impartidos en los cursos para la preparación de parejas al Sacramento del Matrimonio, en la confección de distintos materiales para la enseñanza de los métodos de planificación familiar, en la preparación de monitores que trabajan con las distintas parejas en las comunidades, entre otros. Felicitamos en su aniversario XVII a este movimiento, que con la ayuda de Dios tanto ha contribuido a la defensa de la vida, primero y principal derecho del ser humano, en cualquiera de sus estadios.

Este año, además, recibiremos la visita de Su Santidad el papa Benedicto XVI, quien se nos presenta como Peregrino de la Caridad, gran acontecimiento para la Iglesia de Cuba y para nuestro país.
Esperamos, llenos de fe y alegría, esta visita del sucesor de Pedro y que la misma acentúe, la fe, la esperanza y la caridad que el paso de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre sembró en tantos corazones de sus amados hijos.

No podemos concluir sin felicitar, aunque, quizás, con retraso, a todas las parejas casadas o próximas a contraer matrimonio, por el 14 de febrero, Día de los Enamorados, en el que festejamos el amor entre un hombre y una mujer. Vaya a todos los enamorados nuestra sincera felicitación y el deseo de que permanezca siempre renovado; para que lo haga brillar por siempre en la virtud de la fidelidad, propia de este sentimiento, cuando es verdadero.

¡Felicidades!

 

Volver a la Portada

 

Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón
Beato Juan Pablo II

DIRECTORES: Rubén Gravié y Ana María Baldrich.
CORRECCIÓN: María del Carmen Muzio. DISEÑO IMPRESO: Ballate/ManRoVal.
ASESOR ECLESIAL: Monseñor Antonio Rodríguez Díaz. DISEÑO DIGITAL : Raúl León Pérez
CONSEJO DE REDACCIÓN: Felipe Oliva, Habey Hechavarría, Raúl León Pérez
Giselle Grass, Navia García y Estela María Martínez Chaviano.
REDACCIÓN: Casa Laical. Teniente Rey y Bernaza, Habana Vieja.
Teléfono: 53 7 863-1767.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.