Primer trimestre 2012

Resolución 1024 X 768 / 32 bit

 

Escuela de padres.

Prevenir para no LAMENTAR

En números anteriores hemos desarrollado distintos aspectos sobre la llamada primera infancia o infancia temprana, que resultan claves para el feliz desarrollo del pequeño de 1 a 3 años, al que hemos llamado “el explorador”.

Hemos hablado de dos de los aspectos más importantes a tener en cuenta por los padres, en estos momentos claves de la vida del niño: el desarrollo de su inteligencia y de su destreza; y de la formación de su carácter.

Otro de los temas también abordados son los relativos a la necesidad de seguridad y libertad que tiene el niño, e insistimos en que, para ello, los padres deben proporcionarle la libertad necesaria para el desarrollo de su interés por el mundo que le rodea; pero a la vez tomar las precauciones precisas para evitar los accidentes, tan frecuentes en esta temprana edad.

En esta ocasión, abordaremos algunas de las principales medidas preventivas, que deberán considerar los padres, a fin de evitar dolorosos accidentes:

INTOXICACIONES

-La mayoría de los productos de limpieza, insecticidas, raticidas, etc. usados en casa son tóxicos. No deben estar al alcance de los niños. Procure guardarlos fuera de la cocina. Al guardarlos, hágalo en recipientes que no sean los destinados a la comida, y colóquelos debidamente identificados.

-Los niños son aficionados a imitarle mientras limpia. Tenga cuidado, ya que el niño pequeño todo lo lleva a la boca.

-Observe gran cuidado con los productos químicos utilizados en ocasiones en nuestros hobbies o trabajos manuales en la casa (revelado de fotos, pegamentos, etc.), pues la mayoría son tóxicos (sustancias que perjudican el normal funcionamiento del organismo) y deben estar completamente fuera del alcance de los niños.

-Los medicamentos estarán apartados lo suficiente de los niños, ya que éstos son venenos potenciales si no se usan en las dosis indicadas y cuando quien los toma no es la persona que los necesita.

-La mesita de noche resulta el peor sitio para guardar los medicamentos, por quedar muy cerca de los niños. (Si decide guardarlos allí, ciérrela con llave).
-Procure que el niño no sepa dónde guarda los medicamentos.

CAIDAS

-Las puertas de las casas deben estar cerradas para que el niño no las abra fácilmente. Un cerrojo accesorio, a bastante altura, puede ser suficiente protección.

-Los niños no deben ir solos en los ascensores.

-Las ventanas de las habitaciones deben contar con cierres difíciles de utilizar por los niños y sin que se hallen a su alcance. Como en muchas ocasiones no es posible, es aconsejable colocar barandillas suficientemente altas, al menos en las habitaciones de ellos y por donde transitan.

-Evitar que haya cajas, cubos, y demás objetos que los ayuden a trepar hasta sitios como terrazas, balcones, ventanas, etc.

-Los pisos muy abrillantados y resbaladizos pueden causarles caídas más o menos serias. Debemos tener cuidado con los pisos y máxime cuando los niños son pequeños.

-Los andadores, las sillas de patas altas, aunque tienen cierta estabilidad, pueden causar lesiones.

ATRAGANTAMIENTOS y OBJETOS EXTRAÑOS EN NARIZ U OÍDOS

-Los niños, en especial los pequeños, se llevan todas las cosas a la boca con la intención de conocerlas. Los objetos pequeños como botones, monedas, bolas o canicas, etc. deben estar fuera de su alcance.
-Los caramelos pueden atragantar si su tamaño es grande; al igual que los garbanzos, frijoles, etc. (que aumentan de volumen al permanecer en la boca).

-De manera similar, no es raro ver a un pequeño que se introduce en nariz u oídos juguetes diminutos, o granos, por lo que se debe tener cuidado en la compra y selección de juguetes, la que debe ser adecuada y acorde a su edad.

ASFIXIA

-El utilizar las bolsas de plástico como juguetes puede resultar extremadamente peligroso, como es el caso de meter la cabeza en ellas. Las almohadas pueden ser causa de accidentes por sofocación. Se aconseja que los niños de menos de dos años duerman sin ellas.

-El dormir con adultos puede ocasionar que la madre, o cualquier otro familiar, por descuido al quedar dormido, sofoque sin querer, al moverse en la cama, al niño.

-Los cordones alrededor del cuello en niños pequeños representan causas serias de accidentes.

AHOGO

-Cuidado con los recipientes para recogida de agua, u otros líquidos en el hogar al que el niño pequeño tenga acceso (tanques, recipientes profundos, etc.) lo aconsejable es colocarlos en lugares alejados del pequeño.

-No se debe dejar al niño sólo en el baño, pues aunque ya haya aprendido a sentarse, puede resbalar ocasionando así otro serio accidente.

-En las piscinas o casas cercanas a un río o arroyo es necesario tener especial cuidado con los niños pequeños, al igual que si vamos con él a la playa.

ELECTROCUCIÓN

-Los aparatos eléctricos deben encontrarse siempre en buen estado; unos cables picados, enchufes rotos, pueden ocasionarnos serios problemas.

-No debemos manejar aparatos eléctricos con las manos mojadas.

-No manipular los aparatos eléctricos en presencia del niño, ya que puede tratar de imitarle y también de repararlo.

-En cuanto a los interruptores, deben estar bien protegidos y lejos del alcance de los niños.

-Cuide que todos sus aparatos estén conectados con una “toma a tierra”

QUEMADURAS

-Evitar, en todo lo posible, el paso de los niños a la cocina de la casa, o al área donde se cocina en el hogar. Debemos poner obstáculos (barandas de madera, puertas, etc.) que impidan la entrada inadvertida y/o sorpresiva del niño a la misma.

-Especial cuidado con el traslado de recipientes de agua hirviente de la cocina al baño, dicho traslado debe contar con la seguridad necesaria, lo más lejos posible del niño. En caso de no ser posible la adquisición de un calentador de agua para el baño, sería aconsejable acostumbrar al pequeño a bañarse con agua del tiempo.

-No debemos tener al alcance de los niños líquidos inflamables y mucho menos fósforos u otro tipo de encendedor.

-Cuidado con las colillas mal apagadas, abandonadas en cualquier lugar de la casa.

-Cuando se esté utilizando la plancha, procure que los niños no se acerquen a ella.

-Cuidado con las temperaturas del biberón del niño, al igual que con la de su baño.

-La mayoría de los espray que se utilizan en casa son inflamables, debemos cuidar no dejarlos al alcance de sus pequeñas manos.

TRÁFICO

-Cuando camine por la calle con el niño, siempre llévelo cogido de la mano y condúzcalo por la parte interior de la acera, es decir, por el lado colindante con edificaciones u otras construcciones.

-Debe enseñársele a cruzar las calles, a respetar los semáforos y conocer la significación de sus luces.
-Cuide que su hijo no juegue con las manivelas, maniguetas, pestillos de las puertas y ventanas del carro.
-A la hora de viajar, el niño debe ir en el asiento trasero, y bien sujeto.

-Al bajar del carro, enseñarle a que lo haga por el lado de la acera y que espere a que esté parado.
-En todas esas enseñanzas el ejemplo de los padres es fundamental, ya que si le aconsejamos, y luego somos nosotros los primeros en no respetarlos, no le estamos haciendo ningún favor a nuestro hijo.

HERIDAS

-Los cuchillos, tijeras y otros instrumentos cortantes deben estar bien guardados para que no puedan llegar a estos.

-En cuanto al vidrio debe tenerse cuidado en el manejo de la vajilla por los niños; al igual que deberían evitarse las puertas y mamparas de vidrio, a menos que se utilicen cristales de seguridad.
-Los juguetes metálicos rotos no deben guardarse, pues son causantes de heridas en el niño si continúa usándolos.

A manera de conclusión, no nos cansaremos de repetir, que es indispensable que los padres o educadores le ofrezcan al niño la libertad necesaria con el fin de que satisfaga su curiosidad por el mundo que lo rodea; pero siempre con las debidas precauciones tomadas de antemano, nada que conlleve un riesgo, para no tener que lamentar después; es decir, asegurarnos sin llegar a reprimir su actividad; y sobre todo, estar siempre atento al pequeño, y de ser posible, desde un lugar visible para el adulto, esto resulta de suma importancia.


¡Hasta la próxima!

Volver a la Portada

 

Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón
Beato Juan Pablo II

DIRECTORES: Rubén Gravié y Ana María Baldrich.
CORRECCIÓN: María del Carmen Muzio. DISEÑO IMPRESO: Ballate/ManRoVal.
ASESOR ECLESIAL: Monseñor Antonio Rodríguez Díaz. DISEÑO DIGITAL : Raúl León Pérez
CONSEJO DE REDACCIÓN: Felipe Oliva, Habey Hechavarría, Raúl León Pérez
Giselle Grass, Navia García y Estela María Martínez Chaviano.
REDACCIÓN: Casa Laical. Teniente Rey y Bernaza, Habana Vieja.
Teléfono: 53 7 863-1767.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.