Abril - Junio 2005
Resolución 1024 X 768



MISIÓN

La misión no sólo necesita de la palabra de Dios para ponerla en los
oídos de las personas; lo más importante es mostrar a los
hermanos, junto con esa palabra, el ejemplo vivo de Jesucristo a
través de nuestra actuación en la vida cotidiana.


CADENA DE ORACIÓN

- Cuando estés orando y te interrumpa “algo” o “alguien”, trata de unir a tu oración a ese “algo” o“alguien”; invítalos a vivir contigo ese momento tan indispensable para tu vida que es el encuentro con Dios.

- Todo encuentro con el Señor a través de la oración engrandece,
cuando es genuino y se realiza en la óptica de Dios; y cuando es
Dios mismo aquel con quien nos encontramos, entonces los frutos
de este acontecimiento maravilloso son ilimitados
El día 8 de cada mes rezo del Santo Rosario, en
familia, a las 9 de la noche.

Portada

EDITORIAL
Un Pentecostés vivido con la fuerza del Espíritu, habitando en nuestros corazones con la
misma intensidad con que Jesús nos prometió estar con nosotros hasta el fin de los tiempos,
hace que nuestras familias vivan en un ambiente de iglesia doméstica nunca antes
experimentado.
Pentecostés no es una simple fecha que celebra la Iglesia un día. Pentecostés no sólo
significa la venida del Espíritu Santo al igual que entonces a los apóstoles. Pentecostés no se
enmarca en un momento dado de nuestra historia humana. ¿De qué nos vale celebrar una
fecha y sentir la llegada del Espíritu Santo, si sólo le recibimos como un visitante y luego
dejamos que se marche, sin dejar en nosotros ese impulso que nos lleva a crecer en la fe, a
vivir con intensidad la compañía de Dios en nuestros hogares?
Pentecostés no es algo que viene a nosotros una vez al año. Pentecostés tiene que ser una
vivencia de cada día en nuestros corazones, tiene que ser un actuar consecuente con lo que
Dios quiere que seamos y que hagamos.
La familia cubana es un Pentecostés lleno de virtudes a las que estamos llamados a
responder, a demostrar con nuestra actitud en todo momento y lugar. Cada año renovamos
nuestro Pentecostés con un cambio que mejora nuestra calidad de comprometidos con la
Iglesia de Dios. Y cada Pentecostés nos lleva a una reflexión individual, familiar y comunitaria
encaminada a valorar nuestras incoherencias
entre el pensar y el actuar.


Haga click aqui para leer texto completo.






















Contáctenos en...

Publicación Trimestral del Movimiento Familiar Cristiano
Redacción: Casa Laical. Tte. Rey e/ Bernaza y Villegas Habana Vieja
Edición digital: Raúl León Pérez