Amor y Vida
Publicación Trimestral del Movimiento Familiar Cristiano
Arquidiócesis de la Habana

Segundo trimestre 2011

Resolución 1024 X 768 / 32 bit

 

DILEMAS DE LA ESTRUCTURA
DEMOGRÁFICA CUBANA

Por JESÚS MESA ORAMAS

 

Las cuestiones relacionadas con las transformaciones de la economía y la sociedad se debaten hoy día en el seno familiar. Entre los temas abordados en ese sentido se encuentra la edad de jubilación y su reciente incremento en cinco años para uno y otro sexos. La necesidad de este ajuste se sustenta en el envejecimiento de la población.

¿Es este el único problema poblacional de Cuba?

La evaluación de la estructura de edades de la población cubana se corresponde con la mostrada en el cuadro A [1], en el cual se aprecia que la tendencia a incrementar la presencia de la población mayor de 60 años con respecto al total se inicia en el período 1943–1953, que pertenece a los albores de la era de los avances en la ciencia, en particular en la medicina, que favorecen, entre otros aspectos, el incremento de la esperanza de vida, la cual crece en hombres y mujeres en algo más de 12 años entre 1952‑1995 [2].

Otras dos características que saltan a la vista es que la proporción del grupo de edades comprendidas entre 15-60, respecto a toda la población se mantiene prácticamente estable desde 1991 y que la tendencia a disminuir el porcentaje de la población entre 0‑14 comienza desde 1919 y se acelera a partir de 1970.

Como consecuencia de los comportamientos anteriores al 2009, el por ciento en la población de los grupos de edades comprendidos entre 0-14 y los mayores de 60 se igualan, con el pronóstico de que los adultos mayores sobrepasen a los jóvenes a partir de 2010.

Un factor que también contribuye a este resultado es la baja tasa de natalidad que, en el período 1997-2001 permite que la tasa global de fecundidad se encuentre entre 1,53-1,64, la cual no garantiza el reemplazo de la pareja, pues de dos personas nacen menos de esa cantidad, al igual que la tasa bruta de reproducción entre 0,75 y 0,80, que no garantiza el reemplazo de las madres en el largo plazo.
Los comportamientos anteriores indican que este no es fenómeno nuevo, sino apreciable desde 1953, que puede deberse, entre otras cosas, a dos causas: una de carácter social, debido a los avances de todo tipo a escala planetaria, y otra motivada por la acción de la familia, en particular de la mujer, expresada en la tasa de natalidad [3,4], que decae sostenidamente desde 1985.

El envejecimiento de la población, por tanto, tiene en la planificación familiar la causa fundamental que, en el largo plazo, puede comprometer la supervivencia de la sociedad. Esto indica que el envejecimiento poblacional es consecuencia y no causa, lo cual conduce a una nueva interrogante: ¿por qué la familia tiene ese comportamiento? Exploremos algunas alternativas al respecto.

La migración

La estructura demográfica cubana tiene, como segundo dilema, la migración externa e interna.
En relación con la migración hacia el exterior, puede decirse que, desde 1985 hasta 2007 [5], todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud exhiben una tasa de migración externa negativa y, por tanto, el país sufre una pérdida de ciudadanos por esa causa.

Otro aspecto relevante relacionado con este tema es la periodicidad de las crisis migratorias. Se destaca esta palabra porque han sido cíclicas, con períodos que oscilan entre 13-14 años: 1967 (Camarioca) 1980 (Embajada del Perú); 1994 (Balseros).

En cuanto a la migración interna, un primer factor a considerar es el asociado al abandono de las zonas rurales para ocupar las urbanas, cuya relación muestra [6] un decrecimiento de la población rural desde 1982 hasta 2000 (del 43,0 por ciento al 32,0 por ciento) el cual a partir de 2003 hasta 2007 muestra lo que puede calificarse como una estabilización y una muy lenta tendencia a la reversión del referido proceso.

Como segundo aspecto pueden señalarse los movimientos migratorios internos. Éstos, en 2009 [7] se concentran en cinco provincias que, ordenadas de menor a mayor nivel de recepción, son: Ciego de Ávila, Cienfuegos, Matanzas, Ciudad de la Habana (hoy La Habana) y la Habana (hoy Artemisa y Mayabeque).

Desde el punto de vista geográfico este comportamiento puede ilustrarse mediante el cuadro B, donde se aprecia que, a pesar de ser el resultado de un comportamiento espontáneo, es semejante a movimientos militares de carácter estratégico.

Una posible explicación de este fenómeno es la siguiente: la mayor relación de recepción de personas no corresponde a la capital del país, sino a la antigua Habana, que funge como una región de espera (zona de acumulación) para «el asalto» a la capital.

De lo expuesto puede inferirse que en la migración interna hay manifestaciones similares a las de otros países: de lo rural a lo urbano y de lo urbano hacia la capital.

Por otra parte, el tema migratorio constituye una fuente de inestabilidad familiar, pues quien piensa emigrar, rara vez constituye familia y, si la llega a formar, deja un vacío al marcharse.

El matrimonio

Otro factor de relevancia en cuanto al tema poblacional es la situación de los matrimonios y divorcios.
Un índice que permite caracterizar la tendencia de esos comportamientos es el porcentaje que representan los matrimonios en relación con la población media [8], cuya tendencia es a mantenerse constante entre el 0,4 y el 0,6 por ciento, excepto en el período comprendido entre 1989 y 1995, cuando se incrementan significativamente, lo cual, en alguna medida, pudo ser influido por el auge de matrimonios de conveniencia asociado a la migración masiva.

Otro índice de interés es la relación entre matrimonios y divorcios, [8] que tiende a disminuir, excepto entre 1989 al 1991, cuando crecen los matrimonios respecto a los divorcios (¿matrimonios de conveniencia?) A partir de 1992 continúa disminuyendo para estabilizarse en alrededor de 1,5 desde 1997 hasta 2007.

La mujer

Es innegable que en el tema poblacional la mujer desempeña un papel decisivo, pues sobre ella recae el peso de la planificación familiar. Por esa razón, sus expectativas tienen incidencia directa en estos resultados.

Parece oportuno iniciar esta valoración mediante el análisis de la estructura de la matrícula por sexo del año 2009 [9], en el cual se aprecia que el desbalance se encuentra justamente en el nivel superior, con lo cual se crean expectativas superiores de la mujer respecto a su pareja.

Lo anterior se convierte en un obstáculo para ellas a la hora de escoger pareja y puede ser una de las causas, entre otras, de las llamadas «producciones independientes» y los divorcios a corto plazo, dada su independencia económica y lo elevado de las expectativas respecto a su pareja. Este fenómeno no es nuevo. En la segunda mitad de los años 80´s en la hoy extinta Unión Soviética se reportó una situación similar, agravada por la carencia de hombres como secuela de la Segunda Guerra Mundial.
A lo anterior se une el comportamiento de otro índice poblacional: la razón de masculinidad [10], que viene decreciendo desde 1950 para llegar a una relación inferior a un hombre por mujer en 2001, al tiempo que exhibe una reducción fuerte en las etapas de migración masiva: 1975-80, y 1990-95, lo cual refuerza el impacto de la migración externa en dicho problema.

Conclusiones

Como se aprecia, el problema demográfico cubano no se circunscribe al envejecimiento poblacional, sino que también abarca el problema migratorio, el cual sigue en lo interno patrones muy similares a los de otros países subdesarrollados: ir de la zona rural a la urbana y de ahí a la capital, muestras que en lo externo constituye una sangría poblacional sistemática. Añádase la situación del matrimonio y el divorcio, cuyas tendencias no favorecen el desarrollo de la familia.

[1]: Tabla de datos en EXCEL 3.12. Tasa de evolución de la estructura de edades. Fuente Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[2]: Martínez Puentes, Silvia, Cuba, más allá de los sueños, Tabla esperanza de vida al nacer Editorial José Martí, La Habana, Cuba, 2003.
[3]: Ídem.
[4]: Tabla de datos EXCEL 3.14 - Tasas del movimiento natural por provincias. (ONE), www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[5]: Tabla de datos EXCEL 3.21. Saldos migratorios y tasas de migración interna y externa, por provincias. Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[6]: Tabla de datos EXCEL 3.13. Movimiento natural de la población por provincias. Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[7]: Tasa de migración interna 2009. Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero del 2011.
[8]: Tabla de datos EXCEL 3.13. Matrimonios y divorcios. Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[9]: Gráficos AEC 2009. Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero de 2011.
[10]: Martínez Puentes, Silvia, Cuba, más allá de los sueños, Tabla relación de masculinidad y densidad de de población en edad laboral (1950-2001) Editorial José Martí, La Habana, Cuba, 2003.
[11]: Martínez Puentes, Silvia, Cuba, más allá de los sueños, Tabla tasas de fecundidad y reproducción, Editorial José Martí, La Habana, Cuba, 2003.
[12]: Anuario Estadístico 2009, Notas Metodológicas, Fuente ONE, www.one.cu, 12 de enero de 2011.

Definiciones [11,12]

Tasa bruta de reproducción: Cantidad de hijas por mujer.
Tasa global de fecundidad: Número de hijos por mujer.
Relación de masculinidad: La relación existente entre las personas del sexo masculino y el sexo femenino.
Población media: Se obtiene por la suma de las poblaciones al inicio y al final del período señalado dividido entre dos. Se utiliza como denominador en el cálculo de las tasas.
Movimiento migratorio: Es el movimiento de la población, en el cual se traspasa una línea de migración y que implica un cambio de la residencia habitual. Es interno cuando se lleva a cabo entre los términos de la división político-administrativa del país. La migración externa implica un cambio de residencia habitual en el que se traspasan los límites fronterizos del país.
Saldo migratorio: Es la diferencia entre los inmigrantes (entradas) y los emigrantes (salidas) en un territorio dado para un período de tiempo definido conocido como intervalo de migración, y que regularmente es un año.
Tasa de migración: Es la relación por cociente entre la diferencia del número de inmigrantes y emigrantes de un territorio dado, con respecto a su población media, durante un intervalo de migración.
Producciones independientes: término acuñado en una telenovela para referirse a la mujer que tiene relaciones sexuales con un hombre con el único fin de procrear un hijo.

Volver a la Portada


Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón
Juan Pablo II

DIRECTORES: Rubén Gravié y Ana María Baldrich.
CORRECCIÓN: María del Carmen Muzio.
DISEÑO IMPRESO: Ballate/ManRoVal.
DISEÑO DIGITAL Y DISTRIBUCIÓN: Raúl león Pérez
CONSEJO DE REDACCIÓN: Monseñor Fernando de la Vega, Felipe Oliva, Habey Hechavarría, Raúl León P.,
Giselle Grass, Navia García y Estela María Martínez Chaviano.
REDACCIÓN: Casa Laical. Teniente Rey y Bernaza, Habana Vieja. Teléfono: 53 7 863-1767.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.