Amor y Vida
Publicación Trimestral del Movimiento Familiar Cristiano
Arquidiócesis de la Habana

Tercer trimestre 2011

Resolución 1024 X 768 / 32 bit

 

Impuesto y vida familiar

 

 

La cuidadosa valoración de una

HERRAMIENTA

Por JESÚS MESA ORAMAS

 

El impuesto no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para
la redistribución, a través
del Estado, de los ingresos de los agentes económicos.

 

La utilización de los impuestos y tributos por parte de quienes ostentan el poder para financiar sus gastos se remonta a la antigüedad.

Hoy día constituye una práctica universal de los Estados la aplicación de gravámenes a diversos tipos de actividades realizadas por los agentes económicos (personas naturales o jurídicas) con el objeto de financiar los gastos en que incurre su aparato, además de necesidades sociales tales como salud pública, seguridad social y educación, así como llevar a cabo actividades u obras no lucrativas que carecen de interés comercial, como pueden ser construir un parque, disuadir la compra de un bien y fomentar o desalentar determinadas actividades económicas.

De lo antes expuesto se aprecia que la política fiscal es una poderosa herramienta de que disponen los gobiernos para llevar a cabo su trabajo, pero que requiere de la cuidadosa valoración de diversos aspectos para que no se malogre ese loable propósito.

Un primer aspecto a tomar en consideración es que el precio de venta de un bien tiene un valor tope, determinado por tres elementos: la disposición a pagar por él de los clientes, en dependencia de sus ingresos y los beneficios que le proporciona; la existencia de bienes sustitutos menos costosos y la vigencia de alguna legislación al respecto.

Como consecuencia de este comportamiento, la aplicación de un determinado impuesto -o su incremento– puede conllevar a la desaparición de ese bien en el mercado con el consiguiente perjuicio de los clientes (familias y entidades) por ese concepto, a lo cual debe añadirse que, en no pocos casos, puede provocar reducciones en el nivel de empleo.

El mecanismo por el cual esto sucede es simple: el impuesto incrementa los costos del productor, en tanto el precio de venta tiene un máximo en el mercado que no le permite elevarlo hasta obtener los beneficios que debe alcanzar con ese producto. Lo anterior conduce a un reordenamiento de esa producción y, por tanto, a destinar los recursos que antes utilizaba para ese fin en otro que le proporcione las utilidades deseadas.

Un ejemplo: se aplica un nuevo impuesto o se incrementa el destinado a los productores de sortijas de mujer o a los de los materiales que se utilizan en esa fabricación. Si el precio que están dispuestos a pagar los clientes por los anillos es inferior a los nuevos costos o disminuyen las utilidades por debajo de lo que consideran adecuado, los productores dejarán de elaborar anillos y pueden reorientar su trabajo hacia las cadenas o pulsos.

Un segundo elemento es el relativo a la aplicación de gravámenes a las personas naturales, cuya consecuencia inmediata es la disminución de su poder adquisitivo y debe responder a una causa muy justificada y su cuantía ajustada al nivel de ingreso.

Este tipo de impuesto, en particular el asociado a bienes colectivos, debe estar en correspondencia con el nivel de precios de la actividad que financia, así como existir evidencia de que se utiliza para ese fin y no otro. Un ejemplo es el relacionado con el impuesto a la circulación de vehículos. Este debe garantizar, como contraparte, un buen estado de las vías.

Como tercer aspecto de relevancia debe señalarse el relacionado con el marco legal y la estructura para la recaudación de este tipo de fondo por parte del Estado, para si no eliminar, al menos minimizar la evasión fiscal (falta de pago de la cuantía establecida para un gravamen, ya sea total o parcialmente), que, por lo general, tiene asociada una acción de fraude o corrupción, así como que la estructura y las regulaciones relativas a este marco jurídico no constituyan un freno para los contribuyentes y una carga económica para el Estado, que desvirtúe la esencia del impuesto, una herramienta para la redistribución, a través del Estado, de los ingresos de los agentes económicos y no un fin en sí mismo.

Es fácil darse cuenta, por los aspectos mencionados, que los impuestos pueden contribuir al desempeño más justo de la sociedad en su conjunto, pero requieren de un cuidadoso estudio de la forma, cuantía, estructura, legislaciones y evidencia del uso que se hace de éstos, para que cumplan su objetivo y sean comprendidos cabalmente por los agentes económicos.

 

Bibliografía:
- http://www.es.wikipedia.org/wiki/Impuesto
-http://www.monografias.com/trabajos7/impu/impu.shtml#impu .
- http://www.consejerofiscal.com/Default.aspx?tabid=74


Volver a la Portada


Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón
Beato Juan Pablo II

DIRECTORES: Rubén Gravié y Ana María Baldrich.
CORRECCIÓN: María del Carmen Muzio.
DISEÑO IMPRESO: Ballate/ManRoVal.
DISEÑO DIGITAL Y DISTRIBUCIÓN: Raúl león Pérez
CONSEJO DE REDACCIÓN: Monseñor Fernando de la Vega, Felipe Oliva, Habey Hechavarría, Raúl León P.,
Giselle Grass, Navia García y Estela María Martínez Chaviano.
REDACCIÓN: Casa Laical. Teniente Rey y Bernaza, Habana Vieja. Teléfono: 53 7 863-1767.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.