Amor y Vida
Publicación Trimestral del Movimiento Familiar Cristiano
Arquidiócesis de la Habana

Tercer trimestre 2012

Resolución 1024 X 768 / 32 bit

 

Magdalena Sofía y la educacion
Por Hna. CRISTINA COLÁS, SSCJ

 

Magdalena Sofía Barat, fundadora de la Sociedad del Sagrado Corazón, descubrió en su vida al Señor y manifestó su amor, desde las más penosas y tristes situaciones hasta las más gozosas y plenas. Como educadora quiso propiciar la búsqueda de cómo despertar en quienes se relacionaban con ella una “pasión” por lo bello para que la historia se grabe en su espíritu y así los recuerdos no se apaguen.

¿No son los padres los primeros educadores de sus hijos? Estos así aprenderán a levantarse por encima de las dificultades como lo han visto vivir a sus padres. Podrán caer en la cuenta que así pasa la gloria del mundo y sus corazones estarán más fuertemente atraídos por Aquél que es único que permanece.

Padres y educadores tendríamos que buscar el modo de despertar la pasión por lo bello, lo justo, lo verdadero en los hijos y/o educandos. No existen recetas. Hay que caminar constantemente unidos padres y educadores. Tendríamos que salir de la cultura de la muerte, destrucción, fealdad, violencia hacia una cultura de unidad, reconciliación, justicia, paz…esto exige levantarnos y resucitar.

Santa Magdalena Sofía fue también pionera en descubrir la inteligencia emocional de la que se está hablando mucho últimamente. Siempre consideró importante la formación de la inteligencia, la voluntad, las emociones, los sentimientos los cuales tenemos que tener en cuenta si queremos que se formen los cubanos y cubanas del siglo XXI.

Magdalena Sofía quiso que cada persona se abriera a la verdad, al amor, a la libertad. Si nuestro mundo hace lo imposible por adormecer nuestras actitudes que se oponen a la compasión y a la misericordia, tenemos que educar a nuestras generaciones futuras para ellas. Es un deber y una misión que tenemos todos por el hecho mismo de que tenemos que desbloquear cualquier intento de adormecimiento de la llamada a la comprensión y a la misericordia.

Contemplemos el Corazón abierto de Jesús que engendra una educación desde la misericordia y la compasión. Ellas engendran el compromiso por la justicia y al modo del Magníficat, canto de los “anawim” de los pobres de Israel, María, en su canto, anuncia el orden nuevo que es obra del AMOR MISERICORDIOSO de Dios que quiere llenar de incalculables bienes las manos de sus hijas e hijos pero que necesita que estén vacías, sin nada, para colmarlos de bienes infinitos.

Nosotros en Cuba ¿qué nos está pidiendo el Señor Jesús en estos momentos de la historia? En este año jubilar y en el mes de la familia, encomendemos este reto a la Virgen de la Caridad para que ella nos enseñe y nos lleve a Jesús.

 

N.B: Entresacado de La educación en el carisma del Sagrado Corazón de la teóloga uruguaya Ma. Teresa Porciles Satiso, teóloga laica uruguaya.


Volver a la Portada


Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón
Beato Juan Pablo II

DIRECTORES: Rubén Gravié y Ana María Baldrich.
CORRECCIÓN: María del Carmen Muzio.
DISEÑO IMPRESO: Ballate/ManRoVal.
DISEÑO DIGITAL : Raúl León Pérez
CONSEJO DE REDACCIÓN: Felipe Oliva, Giselle Grass, Navia García, Estela María Martínez Chaviano, Raúl León P.,
REDACCIÓN: Casa Laical. Teniente Rey y Bernaza, Habana Vieja. Teléfono: 53 7 863-1767.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.