Boletín PJCV, Edición No 4, Iglesia Católica, La Habana, febrero 2009
Opinión

Un Amigo Verdadero
Por: Manuel Robles Villamarin
Comunidad: Siervas de María. Vedado
Un amigo es alguien con quien podemos pasar mucho tiempo hablando y no se cansa; una persona que nos acompaña física y espiritualmente en todos los momentos de nuestra vida, es ese gran hermano que nos sujeta al tropezar y siente en su corazón las heridas del otro.
Un amigo es el bello ángel que nos protege con sus oraciones y conoce cada uno de nuestros defectos, pero trabaja para en ellos encontrar grandes virtudes. Es la persona más especial que Dios ha creado, pues para él más importante es su amigo que cualquier entretenimiento, alimento o fortuna. Es alguien que está constantemente ansioso por tenerte de frente y decirte lo importante que eres para su vida, por mirarte a los ojos y darte las gracias por los momentos felices que juntos han pasado; por aquellas ocasiones que saltaron de gozo porque uno o ambos lograron ese sueño que estaba por cumplirse desde mucho tiempo atrás.
La amistad es un don muy especial y hace muchos milagros. Se siente una deliciosa sensación cuando ves que se preocupan por ti, que te dan un consejo y cuando vas a caer al suelo, sientes que son un bastón. Quizás te has desahogado en los brazos de alguien; al menos cuando yo lo he hecho me he dado cuenta de que ahí se han quedado enterradas todas aquellas cosas negativas que no me permiten ver la luz brillante con que ha decorado Dios mis días.
Un amigo verdadero es ese que tiene todo el tiempo del mundo para ayudarte a salir de un bache, te cobija y permanece a tu lado sin importarle nada más que tu bienestar, él conoce tus gustos, dones, llama a tus padres con nombres cariñosos, el día de tu cumpleaños le son pocas las palabras que te puede ofrecer; mantiene una comunicación muy frecuente contigo, te defiende en todo momento, te dice tus errores pero te exhorta a trabajar juntos para transformarlos en grandes virtudes.
Mis amigos son ese tesoro que nunca quiero perder, pues me han enseñado a ver los días con los colores más vivos que existen, han permanecido junto a mí en esos momentos de dolor, penas y traiciones; son los arcángeles que me traen a su encuentro cuando mi catalejo no es capaz de ver un poco más allá del horizonte. Hoy soy feliz gracias a Dios antes que nada, Él es mi fortaleza y a su diestra no le temo a nada, para sentirlo bien cerca me puso en mi senda ese regalo inmenso del que les he estado hablando. Son muchos los vocablos que se pueden emplear para hablar sobre este carisma que no deja de ser un sentimiento, pero lo más significativo en todo es que definas la amistad en tu cerebro y en vuestro corazón.
Ser amigo no es difícil, eso depende de ti, pon una mano en vuestro corazón, mira al cielo y pídele a Dios que te colme de bendiciones y de mucho amor, para que a todos tus amigos siempre les entregues lo más hermoso que habita dentro de ti.
No olvides al Gran Amigo y Hermano que por nuestra salvación se entregó. De algo puedes convencerte, no hay Amor más grande que ese y aunque nadie lo merece, Él lo ofrece sin ninguna excepción.
Secciones
Inicio | De la Zona | 100% Amor y Servicio | Tu voz cuenta | Reseña zonal
Pastorales específicas | Culturales | Mundo joven | Espacio creativo | Directorio | Créditos
Contactos
Para inscribirse en este boletín, haga clic aquí
Para darse baja de este boletín, haga clic aquí
Si tiene preguntas o comentarios, escríbanos a: 'Pastoral Juvenil Cerro Vedado'