Boletín PJCV, Edición No 4, Iglesia Católica, La Habana, febrero 2009
Opinión

Dos son uno
Por: Paola Canciano Herbello
Comunidad: Nuestra Señora del Carmen. Vedado
Desde que nacemos tenemos la tendencia de buscar la compañía, huyéndole a la soledad. A lo largo de nuestra vida llenamos todos los silencios y espacios vacíos de amigos, familiares, compañeros que vemos a diario, Dios con su Omnipresencia e incluso desconocidos, con la intención de llenar el hueco que sentimos dentro, porque no nos basta con nosotros mismos para sentirnos bien: necesitamos al mundo para compartirnos. Aunque estamos rodeados de gente con quien hablar, compartir nuestras experiencias, sueños, ideas, realidades y sentimientos: no es suficiente, aún tenemos la sensación de que nos falta algo: esa persona con quien compartir no una mañana, sino todas, con quien hablar de inseguridades, ilusiones, defectos y virtudes, mostrarle toda nuestra luz, y también oscuridad: es nuestra pareja.
Yo pienso que el amor es la estructura o esqueleto de nuestra vida: fuimos hechos por amor y para el amor. Vivimos en un mundo que va girando a una velocidad tan desconcertante que muchas veces perdemos el paso de la danza de vivir, conformándonos con sobrevivir un día tras otro, en vez de aprovechar cada momento, lo que muchas veces hace que perdamos lo que para mí es nuestro objetivo de existir: amar. Para cada uno Dios ha hecho un molde que encaje en perfecta simetría, y nos está esperando para protegernos y entrar en comunión con nuestra alma: porque esa es precisamente la forma en que se manifiesta ese sentimiento. Cuando amamos a nuestra pareja, la respetamos y cuidamos, compenetrándonos con ella de tal forma que nos fusionamos en uno, sentimos una paz y felicidad que no podemos hallar, ni aunque queramos, en el resto de la gente, porque parte de ti está tomándote la mano al caminar, abrazándote cuando hay frío, secando tus lágrimas y sonriendo a tu lado, es un pedazo de tu vida, es la alegría que sólo puede ser expresada de esa forma, que va más allá del beso, la risa, los buenos momentos y el placer: es encontrarte a ti mismo en otro cuerpo.
Secciones
Inicio | De la Zona | 100% Amor y Servicio | Tu voz cuenta | Reseña zonal
Pastorales específicas | Culturales | Mundo joven | Espacio creativo | Directorio | Créditos
Contactos
Para inscribirse en este boletín, haga clic aquí
Para darse baja de este boletín, haga clic aquí
Si tiene preguntas o comentarios, escríbanos a: 'Pastoral Juvenil Cerro Vedado'