Boletín PJCV, Edición No 4, Iglesia Católica, La Habana, febrero 2009
Opinión

Ser católico
Por: Miguel Angel Ortega Rodríguez
Comunidad: Parroquia de La Purísima Concepción y San Agustín
Los jóvenes cubanos católicos necesitamos de Dios en todo momento. Es difícil encontrarlo en el trabajo, en la escuela, donde muchos nos suelen preguntar ¿cómo en una vida tan breve se puede sacar tiempo para Dios? Es cierto que en muchas ocasiones ser portador de Cristo significa nadar contra corriente, ser alegre en un ambiente hostil, tratar de buscar medios para mejorar y no encontrar vías, dar lo que solamente tenemos, entregarnos por causas justas sin pedir nada a cambio, acordarnos siempre de que hay personas esperando por una esperanza de vida. Si dijésemos: "qué bien se está aquí, Señor, prepararemos otra tienda para que tu luz nos guíe", el cristianismo no tendría reto pues es en el crisol del fuego donde se siente el oro. ¿Qué fuera de mí sin fe? A veces muchos de nuestros talentos salen a relucir entre la gente por medio de DIOS, que nos descubre tal como somos. Él nos habita y ofrece mucha paz, aún en los problemas más grandes que se resuelven de una manera inexplicable.
–Por eso hay que sacar tiempo para estar a solas con el Señor –me decía un amigo seminarista.
–Es que muchas veces no sé qué decir. –le comentaba yo.
A lo que él me respondía:
–Es estar hablando en el silencio aparente, ofrecerlo todo y disfrutar pacientemente la manera en que nos envuelve su inmensa gracia entre tanta multitud, lograr amar sin condiciones, incluso con simples gestos diarios. Es ser fiel a nuestra misión cristiana.
Secciones
Inicio | De la Zona | 100% Amor y Servicio | Tu voz cuenta | Reseña zonal
Pastorales específicas | Culturales | Mundo joven | Espacio creativo | Directorio | Créditos
Contactos
Para inscribirse en este boletín, haga clic aquí
Para darse baja de este boletín, haga clic aquí
Si tiene preguntas o comentarios, escríbanos a: 'Pastoral Juvenil Cerro Vedado'