Boletín PJCV, Edición No 4, Iglesia Católica, La Habana, febrero 2009
Opinión

Una voz en mi interior
Por: Manuel Robles Villamarin
Comunidad: Siervas de María. Vedado
Al nacer y a través de esa etapa tan linda como lo es la niñez,  nuestros familiares y las personas más allegadas comienzan a esbozar nuestro futuro. La mayoría de las familias desean que sus sucesores hagan realidad esos sueños por los que lucharon durante mucho tiempo, que alcancen esas victorias que desafortunadamente no alcanzaron...
Es bonito desear estas cosas no sólo a nuestros familiares, sino también a todas las personas al nacer; pero hay que tener muy presente la siguiente interrogante: ¿qué trato especial y qué misión desea tener Nuestro Padre con sus hijos?
Me siento feliz al saber que antes de ser un feto ya Cristo había pensado en mí; en quiénes serían mis padres, en los amigos que estarían a mi lado en todo momento, en mis vecinos, mi patria y en todo lo bueno y grande que un ser humano pueda tener . La vida es un gran regalo que debemos llevar en nuestro corazón, alimentarla y hacer que sea un testimonio vivo del Mesías. Nuestra formación en el hogar y las experiencias que vamos acumulando desempeñan un rol muy importante en todo esto.
A lo largo de la historia han existido personas que han vivido de una forma especial, que estuvieron atentos a la voz del Señor y que como María aceptaron con un profundo y sincero SÍ, la misión evangelizadora a la que fueron llamados; podemos mencionar entre estos a Abraham, Samuel, los apóstoles, San Ignacio de Loyola, Santa María Soledad, Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta. Hoy en día, gracias a Dios, existen hermanos que han tenido un oído ligero ante la llamada de Nuestro Abba y dispuestos a dejarlo todo.
Todos tenemos una misión que cumplir en la tierra, se nos han dado muchos dones y no para quedarnos con ellos, sino para ponerlos al servicio de los demás. Si eres de esos que han alcanzado la edad de razón y transitas por el discipulado, debes estar alerta; porque Cristo tocará las puertas de tu corazón y desea que estén abiertas para  allí poderte encontrar y entablar una plática que definirá gran parte de vuestra vida.
Quizás llegues a formar una familia con principios católicos o tal vez alguien escogido para llevar al mundo a través de tu carisma, la Buena Nueva, demostrando con alegría que Cristo vive y que anhela por años sin término con nosotros compartir una vida de colores, donde podemos encontrar amor y felicidad.
El dos de febrero es el día de la vida consagrada y este año se celebran los cincuenta años de la CLAR (Confederación Latinoamericana de Religiosos). Es una gran alegría que haya hermanos en nuestra patria y en la zona, que han decidido entregar sus vidas al servicio de la Iglesia y así mismo a Dios. Para mí es importante agradecerles el trabajo que con tanto amor desempeñan; por su entrega y dedicación.
Ahora recuerdo la Última Cena cuando Jesucristo instituye la Eucaristía y el sacerdocio, dándole a los apóstoles la potestad para en su Santo Nombre transformar el pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo; de esta manera logro que en mi cerebro aparezcan las imágenes de aquella bella y dulce Sierva de María que me hizo entender y creer que Jesús se hacía presente en las especies de pan y vino; que me ayudó a descubrir la presencia de Papá en medio de la enfermedad y el dolor. Cómo olvidar ese gran sacerdote que en el nombre de Dios perdonó mis pecados y me sugirió algunos ejercicios espirituales para fortalecer mi alma y vivir una vida inspirada en el amor.
Gracias doy al Dios de bondad por los seminaristas, sacerdotes, religiosas y también por todos los fieles laicos que somos una parte importante de la Iglesia, pues en nuestras manos está llevar a nuestros barrios, centros laborales y a todos los sitios que visitemos un mensaje de esperanza y paz, para de tal forma triturar los corazones de piedra y hacer bombear  la sangre con uno de carne. No olvides que todos los días al despertar encontrarás un Gran Amigo en una puesta de sol, en el canto de las aves y en el que te extiende una mano. Ponle a todo esto tu máxima atención, quizás sientas un cambio profundo en tu interior.
Secciones
Inicio | De la Zona | 100% Amor y Servicio | Tu voz cuenta | Reseña zonal
Pastorales específicas | Culturales | Mundo joven | Espacio creativo | Directorio | Créditos
Contactos
Para inscribirse en este boletín, haga clic aquí
Para darse baja de este boletín, haga clic aquí
Si tiene preguntas o comentarios, escríbanos a: 'Pastoral Juvenil Cerro Vedado'