BOLETÍN MENSUAL No 6, IGLESIA CATÓLICA LA HABANA, ABRIL 2009
Encuentro por Cuaresma
de la PJ Cerro-Vedado
Por: Carmen Lidia Alvarez
Com: Parroquia Nuestra Señora del Rosario
Stand de las RMI
La Hna. Patricia rmi, junto a jóvenes de la Capilla de María Inmaculada
Stand de los dominicos
La Hna. Leticia Riva junto al seminarista Raisel Pomares, ambos de la familia dominica
P. Lázaro y algunos jóvenes
El P. Lázaro con algunos de los jóvenes de su comunidad cerca del stand de los Carmelitas Descalzos
El pasado sábado 21 de marzo, en Santa Catalina de Siena, en Paseo y 25, tuvo lugar el encuentro por Cuaresma para la zona Cerro-Vedado. El mismo tuvo una connotación diferente, pues, por primera vez, se invitó a algunas personas que han decidido Optar por la Vida Consagrada para que entablasen, de forma más próxima, un diálogo con los jóvenes. En representación de la experiencia religiosa masculina estuvo el Padre Jorge Luis Rojas, Jesuita, párroco del Sagrado Corazón de Reina. En el caso femenino estuvo Sor Nadieska, Hija de la Caridad. La vida matrimonial tuvo como expositores a Héctor Pérez  y su esposa Mercedes,  de la Capilla La Inmaculada (llamada por muchos “Las Cañas”). Con mucha confianza, los cuatro nos deleitaron con risas y confesiones exclusivas, que mantuvieron en total atención al grupo de jóvenes y religiosos presentes.
Luego, a petición del Equipo Zonal, un grupo de Congregaciones religiosas, entre ellas: Las Misioneras Carmelitas, la familia Dominica (Frailes, Monjas Contemplativas y la Congregación Santo Domingo), las Siervas de María, las hermanas del Anexo Santovenia,  la Compañía de Jesús (Jesuitas), las Apostolinas, las Religiosas de María Inmaculada y los Padres Carmelitas Descalzos expusieron, de forma original y diversa, su carisma. También hicieron alusión a la historia de sus fundadores, lugares del mundo en donde se encuentran, entre otros datos que a veces ignoramos; pero que nos evidencian el trabajo que realiza la Iglesia Católica y la variedad de opciones que nos ofrece en cuanto a servicio y dedicación. Sería oportuno de mi parte, invitar a una próxima realización de encuentros de este tipo, e incluir la presencia de otros jóvenes y de otras congregaciones de la Diócesis para aprovechar un intercambio más atractivo y ameno entre ambas partes.