He visto nacer el boletín “Diálogo sin fronteras”


 

Hace poco, subí al cuarto donde están guardados en la Habana, los archivos de nuestra congregación y ahí, encontré el número “1” de nuestra revista. El papel está ya amarillento y la impresión lleva la marca de los años, fue escrito en septiembre del 1983, hace casi 30 años… Cogí esta reliquia en mis manos, no sin emoción y lo volví a leer.

Yo que soy el único Hijo de la Caridad de aquella época presente hoy en Cuba… quiero compartir con ustedes los primeros pasos de nuestro “Dialogo” en el que participé durante muchos años. En aquel tiempo, todos los Hijos de la Caridad estábamos en la antigua provincia de Oriente, exactamente en Manzanillo, y acabábamos de sufrir una de la pruebas más grandes de nuestra historia en Cuba: la muerte del primer Hijo de Rodolfo Sánchez Pérez, fallecido en un accidente vial el 29 de septiembre del 1982. Todos los que lo hemos conocido, hemos sido marcados por el celo apostólico, la fe profunda, la entrega y la amistad de este primer hermano nuestro cubano que, misteriosamente, no ha podido continuar su misión en la tierra. ¡Dios sabe …! Un año más tarde, preparándonos a celebrar el primer aniversario de su muerte, decidimos recoger algunos testimonios y escribir un sencillo folleto en recuerdo de nuestro amigo... y las respuestas fueron tan numerosas que llegamos a 20 páginas.

Pusimos mano a la obra, (en aquel tiempo no había computadoras… ni fotocopiadoras sino una máquina de escribir, unos esténcils y el viejo mimeógrafo que teníamos a nuestra disposición… Todo, incluso los dibujos se hacían a mano… ¡recuerdo con qué arte nuestro hermano Bartolo componía e ilustraba cada página !

Así es como salió el primer “Diálogo” de los Hijos de la Caridad.

Cuando fui a presentar el primer ejemplar impreso a Mons. Meurice, entonces Arzobispo de Santiago de Cuba (que en paz descanse) él me preguntó: “¿Esto es solamente para el aniversario del Padre Rodolfo, o van a hacer ustedes un nuevo boletín?” “Monseñor, le dije, pienso que vamos a continuar… y creo que Rodolfo estaría de acuerdo… ¿No cree usted?”

No me contestó, porque nunca contestaba a este tipo de preguntas… se rascó la cabeza como hacía a menudo… y me miró con cariño: “¡Bueno!”…


Bartolomé Ugalde ilustrando “Diálogo”

El boletín “Diálogo” había nacido.

En el editorial de aquel primer número se leía:

“Después de la partida de nuestro hermano Rodolfo a la Casa del Padre, hemos vuelto a pensar en esa idea, que también a él le entusiasmaba mucho: la de compartir con algunos sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos, hombres y mujeres de nuestra Iglesia y de nuestro pueblo las luchas y esperanzas que vivimos todos juntos, allá y aquí, por llevar la buena Noticia de Jesucristo a cada corazón de nuestro pueblo, a cada obra de nuestra sociedad…”

Creo que todo esto se ha cumplido y ya que tenemos en mano el número “100”, quiero dar gracias a Dios por la obra cumplida, dar gracias también a todos los que a lo largo de estos 30 años han colaborado de cerca o de lejos a la realización de este sueño, sueño de un diálogo fraterno entre todos, sueño de la evangelización de los pobres y sencillos, sueño que hace 30 años, estaba ya en el corazón de nuestro hermano Rodolfo…


Padre Enrique. H.C.

 

Volver a la Portada

 

" El mundo ha sido salvado por el amor” J.E. Anizan, Fundador
Telf.863-7586, e-mail:martirianm@iglesiacatolica.cu
www.arquidiocesisdelahabana.org www.hijosdelacaridad.org
Miembro de la UCP-Cuba