NOSOTRAS
MOVIMIENTO DE MUJERES CATÓLICAS - CUBA


La mujer:
signo de paz, reconciliación y esperanza

Primer Trimestre 2012
Resolución: 1024 X 768 32 bit

 

Para tu SALUD.

 

Una de las plantas más comunes que nos podemos encontrar en nuestra cocina, y que pocas de nosotras sabemos valorar como realmente se merece, es el ajo, la cual procede de Asia y cuenta con muchas e importantes propiedades que son conocidas desde hace más de 4.000 años, aunque no fue hasta el siglo XIX cuando éstas se estudiaron más concienzudamente.

Entre las propiedades de dicha planta podemos destacar el favorecimiento de una correcta circulación sanguínea, la reducción del nivel de azúcar en la sangre, una mayor resistencia contra virus e infecciones reforzando las defensas del organismo y actuando así como antibiótico, la facilitación de la expectoración, el alivio de la tos o una mejor salud para la piel, el pelo y las uñas. Sin embargo, cuando las dosis son muy altas, el ajo nos puede producir, por ejemplo, irritación intestinal, así que es muy importante que controlemos nuestras dosis de este alimento.
Aun así, también lo podemos utilizar para combatir la gripe, para las varices o, incluso, para las  picaduras de mosquito.
Cuando uno de ellos nos pique, tan sólo debemos e frotarnos la picadura con un poco de jugo de ajo, puesto que éste cuenta con propiedades antisépticas que favorecerán el rápido alivio de los efectos de dicha picadura. En cuanto a las varices y las molestias que éstas nos provocan, uno de los múltiples remedios que existen sería mezclar zumo de limón, 3 dientes de ajo cortados y un par de cucharadas de aceite de oliva, dejar macerar durante 12 horas y aplicarlo con masajes por las noches y por las mañanas.
Por último, como curiosidad, podríamos citar que en muchas de las antiguas civilizaciones, como la babilónica, la romana, la griega o la egipcia, el ajo era una planta esencial que contenía el valor de ser mágica, puesto que era común que los atletas la utilizaran para ponerse en forma o que la gente la tomara con la intención de prolongar el envejecimiento.

 

Curiosidades de  nuestro cuerpo.

1. Cuando tengas acidez duerme
    sobre tu lado izquierdo:
Esto permite crear un ángulo entre el estómago y el esófago para que los ácidos no puedan pasar a la garganta.

2. Cuando te quemes, presiona

     la herida con un dedo:
Luego de limpiar la zona afectada, haz presión con la mano en la quemadura, ya que esto permite volver a la temperatura inicial y evita la aparición de ampollas.

(para pequeñas quemaduras).

3. Si te sangra la nariz, haz  presión con tu dedo:
Si te echas para atrás puedes ahogarte con tu sangre, así que lo mejor es apretar con tu dedo el lado de la nariz en que tienes la hemorragia

 

 

Volver a la Portada


DIRECTORA
Sara Vázquez Matar

DISEÑO Y EDICIÓN DE IMPRESO

Adrián Pérez

DISTRIBUCIÓN
Magdalena Moreno

DISEÑO EDICIÓN DIGITAL
Raúl León Pérez

NOSOTRAS es la publicación, con una secuencia trimestral, del Movimiento de Mujeres Católicas de la Arquidiócesis de La Habana, Cuba.
Su objetivo principal es el de ser un medio de evangelización y promoción de la mujer en todos los ambientes en que ella se desenvuelve.
Se permite la reproducción, total o parcial, de los trabajos, siempre que se indique la fuente.
CORRECCIÓN
Caridad Sayas

CONSEJO DE REDACCIÓN
Edelma Acosta
María del Carmen Vasconcelos

REDACCIÓN
Casa Laical. Teniente Rey e/ Bernaza
y Villegas. Habana Vieja.
Teléfono: 863-1767.