Get Adobe Flash player

El cáncer de mama, un peligro latente


Por: Dr. Rodolfo Romero

En los últimos años la mortalidad por cáncer se ha incrementado de forma ostensible. La mayor expectativa de vida de nuestra población y el control sobre las enfermedades crónicas no transmisibles, han hecho que las posibilidades de padecer ese azote se hagan más reales.

Dentro de los casos de muerte por cáncer, el de mama ocupa un primerísimo lugar, siendo de los más frecuentes que padece la mujer, solo superado por el de cuello uterino, aunque en los últimos tiempos la presencia creciente del mal hábito de fumar en las mujeres, hace que el cáncer de pulmón gane terreno entre la localización de estos tumores. Esta realidad obliga a detectar a tiempo los nuevos casos, por la posibilidad cierta de control de estos, con esperanza de vida prolongada después de dicho diagnóstico.

El cáncer de mama presenta un grupo de los llamados factores de riesgo, que debemos tener en cuenta para su pesquisa, entre ellos se encuentran: tener familiares cercanos con diagnóstico previo de cáncer de mama, la menarquia -primera menstruación- temprana, una menopausia tardía, la nuliparidad, no haber lactado a los hijos, el hábito de fumar y la utilización de hormonas femeninas sustitutivas usadas después de la menopausia. Por todo ello, se recomienda el autoexamen de mama, que debe realizarse diez días antes o después de la menstruación, palpando cuidadosamente los cuatro cuadrantes en que podemos dividir la mama, buscando la aparición de endurecimiento o nódulo; teniendo en cuenta que este aparece con más frecuencia en el cuadrante súpero externo, debe hacerse, además, presión sobre el pezón buscando alguna secreción, en especial, si es sanguinolenta, además, algún cambio en el aspecto de la piel, sobre todo con apariencia de “cáscara de naranja”. El examen debe prolongarse a la axila, pues allí pueden producirse inflamaciones de ganglios que responden al cáncer de mama.

El diagnóstico precoz del cáncer de mama está a tu alcance, no pierdas la posibilidad de que se reduzca el número de muertes, en mujeres en la flor de la vida, por esta terrible causa.