Get Adobe Flash player

¿Qué nos falta a los humanos de estos tiempos?


Por: José Enrique Collazo

La Habana, la capital de todos los cubanos residentes en este Archipiélago, es de un atractivo especial para naturales y foráneos. En ella hay historia, sitios emblemáticos, obras de ingeniería y monumentos que nos permiten caminarla con calma para disfrutar todo cuanto hay que mirar.

En el verano existen ofertas como Rutas y Andares que proponen paseos dirigidos donde se combina la instrucción con la contemplación de tanta riqueza patrimonial.

Conversaba hace unos días con una habanera, pasada ya de los cincuenta años.
Ella recordaba con cariño los paseos que le dieron sus padres en la lanchita de Regla para visitar el Santuario y Casablanca. Yo rememoré entonces aquellos recorridos junto a mi padre y los que hice después con mis hijos y con la nieta. Le conté que había hecho un resumen de diez Monumentos o Sitios Patrimoniales; la selección está basada en dos criterios: sitios emblemáticos de cualquier tiempo y sitios que se distinguen por la frecuencia de visitantes del patio, algunos cubanos que residen en otros países y desean ‘recordar’ el terruño, ni decir de los turistas. El orden no indica necesariamente su importancia.

Los presento de este modo: la Catedral, El Morro, la fortaleza san Carlos de La Cabaña, El Capitolio. Estos son los primeros a visitar. Le siguen: el monumento a Martí en el Parque Central, el malecón habanero, el Palacio de los Capitanes Generales, el cementerio de Colón. También el Teatro Martí, el antiguo Centro Gallego hoy Teatro Nacional ‘Alicia Alonso’ y el monumento a José Miguel Gómez en la Avenida de los Presidentes.

De interés para los de casa pueden ser, por ejemplo, la famosa obra de ingeniería hidráulica ‘el Acueducto de Albear’, la estatua de la Virgen del Camino, el Cristo de La Habana y otros más modernos, tales como la Plaza de la Revolución con el monumento a Martí, el Teatro Nacional, los grandes edificios de sus alrededores.

Estos son, a mi modo de ver, algunos de los principales sitios de importancia para recrearnos y sentirnos más compenetrados con el terruño urbano. El terruño no es sólo para zonas agrícolas.

Les invito a «andar La Habana por estos u otros sitios que les digan algo». Saben, lo más placentero que nos podemos dar es un buen paseo por esta ciudad con nuestras familias y amistades.