Get Adobe Flash player

Curiosidades Cubanas


1492 El primero de diciembre fue colocada por Cristóbal Colón la Santa Cruz de La Parra en el puerto de Baracoa.

1514 Diego Velázquez funda la ciudad de Trinidad.

1540 Se introduce en Cuba, según referencias, por Cabaiguán, la primera planta de cacao.

1592 Se construye La Zanja Real considerada como el primer acueducto de la ciudad.

1754 Se erige en la Plaza de Armas la columna conmemorativa a la primera misa y cabildo.

1915 Antiguos oficiales mambises solicitan a la Santa Sede, el 24 de septiembre el reconocimiento de la Virgen de La Caridad como patrona de Cuba.

1946 Es declarada monumento nacional la iglesia de Santa María del Rosario.

1982 La UNESCO incluye al Centro Histórico de La Habana Vieja en la lista de Patrimonio Mundial.

2001 Se declara Patrimonio de la Humanidad al parque nacional Alejandro de Humboldt, en Baracoa.




“Para las calendas griegas”

Para los romanos, las calendas indicaban el primer día de cada mes. El pago de las deudas en Roma se efectuaba este día, es decir, en las calendas de cada mes. Pero este término no era usado por los griegos. La fiesta donde se celebra la luna nueva tanto en Grecia como en Egipto y en Siria se llamaba nexmenia, nuevo mes; ello explica la causa por la que el término calendas griegas ha venido a figurar como una expresión que quiere decir que no se cumplirá jamás un compromiso o que no se atenderá una demanda. Emplazar a alguien para las calendas griegas es convocarlo para una época que no llegará nunca.

“El gallo de Morón”

Muchas versiones ha tenido esta frase. Don Fernando Morillas, escritor español del siglo XVIII, ofrece varias de ellas. Esta es una:

Parece que a mediados del siglo XVIII, el Consejo de Morón se negaba a pagar los tributos. La Cancillería de Granada se vio obligada a enviar a uno de sus dependientes, hombre de gran energía, a convocar en Morón a los regidores. Durante la reunión un regidor quiso defender la villa y el de la Cancillería le cortó el habla diciendo: En este corral no canta más gallo que yo. Los regidores de la villa esperaron a que anocheciera, y en el camino de Ranillas atacaron al granadino de la Cancillería desnudándolo, azotándolo e intimidándole. Era obvio que si volvía a presentarse lo pasaría mucho peor, pues no lo contaría más. De este hecho nació la copla:

Como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando.

Ello se aplica a aquellos que conservan algún orgullo a pesar de quedar vencidos en una pelea, discusión o negocio.