Get Adobe Flash player

Curiosidades Cubanas


-1598

Se produce la primera fundición de cañones en la ciudad de La Habana.

-1616

Se incendia totalmente la ciudad de Puerto Príncipe, actual Camagüey, destruyéndose en su mayoría las construcciones existentes.


-1718

23 de septiembre. El cabildo de San Cristóbal de La Habana aprueba la festividad y peregrinaje al hospital-templo dedicado a San Lázaro en la Caleta de La Habana.

-1763

El conde de Ricla, gobernador de La Habana, decide por primera vez dividir está en barrios, nombrar las calles y numerar las casas.

-1766

Aparece en el padrón de la jurisdicción de Santiago de las Vegas el nombre de Rincón de Santiago para nombrar al poblado que hoy conocemos como Rincón.

-1867

Por Real Orden, se concede a Sancti Espíritus el título de ciudad.

-1897

24 de enero. El francés Gabriel Veyre ofrece la primera función cinematográfica en Cuba a periodistas e invitados.

-1979

12 de abril. Se estrena el primer largometraje de dibujos animado cubano, Elpidio Valdés, en el cine América.




“Hay más gente que en casa del tío Vicente”

Se trata de un cantar que tuvo su origen en el pueblo de Alcuéstar en Cáceres, España. El tío Vicente era un panadero del pueblo que alquilaba su casa para bailes públicos. El cantar contaba de varios versos, aquí tienen el más popular:

En casa del tío Vicente,
hay mucha gente,
¿qué harán?, ¿qué harán?
Serán las mozas del baile, lerén,
que con sus novios, lerén,
bailando están.


“Yo sé dónde me aprieta el zapato”

Dicho antiquísimo que proviene de una anécdota que cuenta Plutarco en sus Vidas paralelas. El insigne biógrafo griego, en la vida de Paulo Emilio, refiere el siguiente caso, defendiendo a su héroe de haberse divorciado, sin razón aparente, de Papiria, hija de Papirio Masso.

Un patricio romano tenía una esposa joven, bella, rica y honrada y, sin embargo, la repudió. Como este divorcio no parecía fundado en ningún motivo razonable, sus amigos se lo reprobaron, pero él les contestó:

-¿Veis mi calzado?- les dijo mostrándoles las elegantes sandalias que calzaba en los pies-. ¿Habéis visto otro mejor trabajado, ni más elegante? Sin embargo, yo sé en dónde me lastima el pie.