Inicio
Plantilla B
Productos
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B
Plantilla B

La voz del Seminario San Carlos y San Ambrosio de La Habana

Experiencia

Yuniel Alfonso Quintero (III de Filosofía, Cienfuegos)

No veremos nunca a Dios si nuestro empeño se sostiene en buscarlo en las excentricidades y los sensacionalismos que el mundo actual tan fácilmente nos propone. Ciertamente, Dios no se ve. Es fácil no ver a Dios si nuestro propio corazón e interés no lo quieren ver. No son estos versos una fórmula apaciguadora para almas inquietas que ya no saben cómo buscar a Dios. Quien los escribe, sí ve a Dios; pero lo ve como debe ser visto el Señor: desde la simple y exquisita transparencia de la fe que se comunica siempre con los verbos del amor. Ahí está Él, en  la callada experiencia del tiempo que pasa por el árbol, la noche, la música, la flor, el hombre mismo con su carga de sueños y proyectos. Ojalá que, como este poeta, nunca veamos a Dios si no es por la senda de la experiencia que acumula el alma con el ejercicio del  tiempo.

 Orlando Cepero Rodríguez

  

Experiencia

Dios no se ve, pero se siente.

Es  la luz que despierta el sol

en la mañana,

y le dice adiós al fin del día.

Acoge la luna con un beso

y permanece  a su lado toda la noche.

Ambos velando nuestros sueños.

Dios no se ve, pero se siente.

Viene y va como el aire

y con sus manos te acaricia,

estremece los árboles y esparce por doquier

el perfume de las flores

llenándolo todo de vida.

Dios no se ve, pero se siente.

Es como  el sonido de una dulce melodía,

penetra en ti suavemente

y en lo más profundo hace resonar su eco,

sacando a flote una expresión de alegría.

Dios no se ve, pero se siente.

Es el amor en sí mismo, invisible,

y no puede permanecer oculto.

Comunicarse es su razón de ser,

y es una fuente inagotable.

Dios no se ve, pero se siente.

Y si el sentirlo

se te vuelve una experiencia indispensable,

puede que muy pronto

llegues a contemplar su rostro.

Revista Cenáculo - Publicación seriada del Seminario San Carlos y San Ambrosio de la Habana

Arquidiócesis de san Cristóbal de La Habana

Puede reproducir parcial o totalmente esta información, siempre que cite la fuente original