CENTRO DE ESTUDIOS

ArquidiÓcesis de la Habana

CEAH

 

 

Centro de Estudio de la Arquidiócesis de La Habana.
(1990 – 1997)

Historia

El Centro de Estudios de la Arquidiócesis de La Habana, que en un inicio fue llamado CAE (Centro Arquidiocesano de Estudios) y hoy es conocido por las siglas CEAH, tiene sus inicios en los seminarios celebrados en el antiguo Departamento de Historia de la Filosofía, de la Universidad de La Habana, dirigidos por la profesora principal del grupo, Lourdes Rensoli, reuniones que fueron luego celebradas, con mayor participación de especialistas y siempre con un carácter ecuménico, en el Instituto de Filosofía de la Academia de Ciencias, coordinadas por el investigador Pedro Luis Sotolongo.


Al calor de estas reuniones, y como resultado orgánico de la filiación intelectual y espiritual de un grupo de los participantes en las tertulias, se da forma a un proyecto inicial de lo que sería un Centro de Estudios, ideado por tres de los futuros miembros: Humberto Tirado, Ernesto Montoro y Jorge Ignacio Domínguez, junto a Mons. Carlos Manuel de Céspedes García Menocal, entonces Canciller del Arzobispado y Director de la Conferencia de Obispos de Cuba, y con su consideración previa, fue puesto a consulta del EXMO Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana. Ya con su aprobación, es que se crea el Centro de Estudios de la Arquidiócesis de La Habana en agosto de 1990, luego de la celebración de su primera reunió oficial, y en agosto de ese mismo año se da a conocer la revista Vivarium, su órgano divulgador.


La directiva, integrada por un grupo de profesores e investigadores, amigos desde los años universitarios y colegas en numerosos proyectos intelectuales, fue conformada por Mons. Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal, como asesor; Humberto Tirado, como director; Ernesto Montoro, como Jefe de redacción; y como miembros del Consejo de Redacción: Ivette Fuentes, Florinda Marón, Lourdes Rensoli, Jorge Ignacio Domínguez, Jorge Luis Villate y Pedro Luis Sotolongo.


Participantes asiduos desde las primeras reuniones en la Universidad de La Habana y en el Instituto de Filosofía, fueron Mons. Carlos Manuel de Céspedes, el P. René David Roset, Mons. Salvador Riverón –quien llegaría a ser Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, años más tarde- y otros sacerdotes católicos, y el Reverendo Adolfo Han, del Consejo de Iglesias de Cuba.


Uno de los méritos y, además, desafíos del Centro, es que se crea en uno de los periodos más cruentos de la historia social cubana, el llamado oficialmente “Período especial en tiempos de paz”, condiciones –entre ellas las económicas y políticas del país que de él se derivaron- que incidieron desde casi los comienzos en su estabilidad como grupo, lo que conllevó a cambios sucesivos en su estructura, agudizada al pasar de los años.


Ya en el año de 1993 y hasta 1996, Mons. de Céspedes asumió como director del Centro y de la revista. La directiva quedó integrada por: Pedro Luis Sotolongo, Coordinador del Centro; Ivette Fuentes, Subdirectora editorial de Vivarium; y Florinda Marón, Jorge Luis Villate, Manuel Gayol, Rosa Marina González Quevedo y Nydia Sorí miembros de la directiva. De 1998 a 1999, fungió como directora Anita Smith, Ivette Fuentes como Subdirectora, y el Consejo editorial quedó constituido por Gustavo Andújar, Silvia Martínez Calvo, Mario Rosillo, y luego Doribal Enríquez, en sustitución de Andújar. En la última etapa de trabajo, de 1999 hasta la fecha, el Centro quedó constituido por: P. Marciano García (asesor), Ivette Fuentes (directora Centro y revista Vivarium), Doribal Enríquez, Luis Enrique Ramos y Ricardo Manso, miembros de la directiva. La labor editorial la han desarrollado, alternativamente, Ernesto Montoro, Ivette Fuentes, Ángeles Ulloa y José Antonio Michelena; y como mecacopistas Josefina Tobar, Doribal Enríquez y Grisel González; y en la realización y composición computarizada (que en sus inicios fuera realizada por Josefina Tobar) Humberto Rivero, José C. Chateloin y Evelio T.Reyes. Otros colaboradores a lo largo de estos años han sido José Ramón Areán, Osvaldo Fuster y Alfredo Zaldívar en la fotocopia y la impresión. La revista ha tenido un diseño único, a cargo de Rogelio García Rodríguez.

Volver a la Portada

Centro de Estudios
de la Arquidiócesis de la Habana.
Director.
Ivette Fuentes de la Paz
Asesor.
Mons. Rodolfo Lois
Integrantes.